Cómo se productivo si trabajas desde casa

CREA UNA RUTINA

Una de las formas para ser más productivo si trabajas desde casa es establecer una rutina y unos límites, ya que es la única forma de conciliar en el mismo espacio la vida laboral y personal.

Proponemos crear un horario semanal con unos objetivos fijos que vayas cumpliendo día a día.

OBLÍGATE A DEJAR DE TRABAJAR

Uno de los mayores miedos a la hora de trabajar desde casa es dejar de trabajar. La consecuencia directa de este problema es que acabamos quemados y sobresaturados de nuestro empleo.

Y es que uno de los grandes inconvenientes es que tu lugar de ocio es tu lugar de trabajo.

Puedes usar distintos trucos para que tu jornada laboral no se haga eterna. Por ejemplo, es recomendable ponerte una alarma al terminar tu horario de trabajo o realizar listas de tareas laborales y, al finalizarlas, dejar lo que te quede para mañana.

TELETRABAJAR NO SIGNIFICA LABORAR DESDE CASA

En ocasiones, la mejor forma de ser productivo es no trabajar desde casa. Si es tu caso siempre puedes teletrabajar desde cualquier lugar donde haya WiFi.

Y es que en ocasiones es mejor salir de nuestra casa para ser 100 por ciento productivos.

Si esta situación es más frecuente de lo que debería, recomendamos ir a algún sitio de coworking. Eso sí, si son casos puntuales, es mejor ir a alguna cafetería que disponga de red WiFi.

CREA UN ESPACIO DE TRABAJO EN CASA

Una de las cosas más importantes que tienes que hacer si trabajas desde casa es crear un espacio especialmente dedicado a tu labor profesional

Aunque sea una mesa y una silla, pero hazlo. No puedes trabajar en la cocina, en la cama o en el sofá, porque lo más normal es que te evadas de tus tareas.

BLOQUEA TODAS LAS DISTRACCIONES

No sólo tu familia intentará llamar tu atención, desde el momento en el que te sientes a trabajar el mundo entero intentará distraerte de tu verdadero objetivo.

Y es que la tentación de perder el tiempo (o pasarte el día mirando GIFs de gatos) es muy fuerte cuando no hay nadie vigilándote.

En este caso, lo mejor que puedes hacer para ser más productivo si trabajas desde casa es bloquear todas las distracciones que puedan surgirte, ya sea con horarios, herramientas o, simplemente, con mucha fuerza de voluntad.

ASEGÚRATE DE QUE TIENES LO QUE NECESITAS

Los teletrabajadores necesitan una serie de herramientas online (videoconferencias, programas de edición y compartir pantalla) para poder realizar su trabajo correctamente.

Los departamentos de informática suelen recomendar a los empleados las herramientas digitales más adecuadas para que tengan un buen rendimiento laboral pero, si no lo hacen, puedes proponerles algunas a tus jefes para optimizar tu rendimiento.

De hecho, una de las cosas imprescindibles si teletrabajas es una VPN, ya que las comunicaciones con cualquier persona de tu trabajo quedarán cifradas, al igual que ocurrirá con los documentos que envíes.

ASEGÚRATE DE QUE TIENES LO QUE NECESITAS

Los teletrabajadores necesitan una serie de herramientas online (videoconferencias, programas de edición y compartir pantalla) para poder realizar su trabajo correctamente.

Los departamentos de informática suelen recomendar a los empleados las herramientas digitales más adecuadas para que tengan un buen rendimiento laboral pero, si no lo hacen, puedes proponerles algunas a tus jefes para optimizar tu rendimiento.

De hecho, una de las cosas imprescindibles si teletrabajas es una VPN, ya que las comunicaciones con cualquier persona de tu trabajo quedarán cifradas, al igual que ocurrirá con los documentos que envíes.

HAZ “MINI DESCANSOS” PRODUCTIVOS 

Las personas que trabajan desde casa necesitan tantos descansos como los de cualquier otro empleado que va a la oficina.

Nosotros te proponemos matar dos pájaros de un tiro: en tus “coffee breaks” puedes realizar algún tipo de deporte o tarea de casa. Eso te ayudará a tener tu mente despejada cuando te reincorpores.

Por ejemplo, puedes hacer descansos de 5 minutos cada hora para leer el periódico, fregar los platos o, simplemente, para dar un paseo alrededor de la manzana.

DESPLÁZATE A TU “OFICINA”

“Por las mañanas, suelo despedirme de mi mujer al igual que lo haría alguien que va a trabajar. Después camino unas cuantas manzanas y vuelvo a mi casa, como si llegara a la oficina”.

Aunque pueda parecer algo exagerado, dar una vuelta a la manzana antes de empezar la jornada laboral ayudará a concentrarte en el trabajo. De hecho, puede convertirse en un pequeño ritual que puedes hacer todos los días.

VÍSTETE

Uno de los grandes beneficios de es que puedes hacerlo en pijama. Sin embargo, eso no te ayuda a ser consciente de que estás en un entorno laboral.

No necesitas llevar algo formal pero, como mínimo, ponte unos pantalones (o una falda) para que te ayude a ser consciente de que estás en tu horario de trabajo. Si quieres, al terminar tu jornada laboral, puedes volver a Modo Pijama On, dejar el ordenador a un lado y disfrutar de tu tiempo libre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *